Ministro Torrealba invita a la clase obrera a participar en la Gran Marcha Antigolpe

Prensa (MPPPST). El Ministro del Poder Popular para el Proceso Social de Trabajo, Francisco Torrealba, invitó al pueblo venezolano a participar en la gran marcha antigolpe este 19 de abril para defender la autonomía venezolana y rechazar contundentemente los planes desestabilizadores de la derecha nacional en contra de Venezuela.

Torrealba expresó durante el programa radial “Fuerza Trabajadora” transmitido por Radio Miraflores, 95.3 FM, que la derecha nacional tiene como doctrina en sus movilizaciones generar caos en la población quemando unidades de Metrobús y dañando las instalaciones del Metro de Caracas que diariamente transporta a miles de venezolanos.

El Ministro destacó que el pueblo revolucionario defenderá en la calle cuantas veces sea necesaria a la Revolución Bolivariana  actuando como siempre en paz y siguiendo a la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela.

Igualmente, el titular del Despacho del Trabajo sostuvo que debe caer todo el peso de la Ley a las personas que han causado daños importantes en las instalaciones de centros públicos porque los sectores de la oposición no pueden hacer lo que les venga en gana.

CPT de Cacique Maracay en marcha

Miguel Jiménez, miembro del Consejo Productivo de Trabajadores de la empresa Cacique Maracay (antigua Kimberly Clark), expresó durante un contacto telefónico con el Programa Fuerza Trabajadora, que en la empresa se han visto avances importantes en materia productiva que van directamente a los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP).

Jiménez expresó que está produciendo papel higiénico industrial para los Ministerios y entes públicos, además de rubros como pañales y toallas sanitarias para el pueblo venezolano.

El Ministro Torrealba sostuvo que de parte del Gobierno Nacional dirigido por el Presidente Obrero tienen todo el apoyo necesario para que Cacique Maracay siga adelante produciendo para el pueblo venezolano, para mantener la producción y vencer la guerra económica.

Por Carlos Palacios