Trabajadores(as) debaten película “la Huelga”: historia de la lucha obrera

Marbelys Mavárez Laguna

La huelga, del ruso Serguéi Eisenstein, fue debatida por los trabajadores y trabajadoras del Ministerio del Poder Popular para el Proceso Social de Trabajo en el seno del  Cine Foro El Mundo del Trabajo, que tiene el firme propósito de promover la discusión, el debate de ideas, el intercambio de saberes en la clase obrera.

Este film es una película muda de 1924. La misma describe una huelga ocurrida en 1903 por los trabajadores de una fábrica en la Rusia prerrevolucionaria. Fue el primer largometraje de Eisenstein, que un año después dirigiría la famosa película El acorazado Potemkin.

Los temas

Uno de los temas del film, de acuerdo con Yamelis Lozano, es la explotación del hombre por el hombre, además de la alienación. Para Carlos Suárez, es de suma importancia la participación de la mujer en la lucha por las reivindicaciones de los trabajadores.

Asimismo, vale destacar que esta película, que recrea la Huelga de 1903, revela una vez más las antagónicas condiciones en las que vivían los obreros de las fábricas en contraste con las circunstancias existenciales  de los dueños de los medios de producción. En tanto los primeros vivían una vida infrahumana, los segundos estaban inmersos en condiciones ostentosas.

La película inicia con una cita de Lenin: “La fuerza de la clase obrera es la organización. Sin organización de masas, el proletario es nada. Organizado lo es todo. Estar organizado significa unidad de acción, unidad de actividades prácticas”. Lenin, 1917

La trama inicia cuando los bolcheviques planean una huelga y luego se enfrentan a los dueños de los medios de producción, es decir, a la clase capitalista. Posteriormente se empieza a gestar una serie de demandas, a saber: una jornada de 8 horas, 6 horas para los menores de edad, mejor trato por parte de la administración y un incremento del sueldo del 30%. Los accionistas leen con desprecio las demandas y luego la desestiman.

Otro tema importante que de forma transversal se deja ver en la película es el de la organización, asunto que hace posible la lucha histórica, la cual, como siempre, es intensamente criminalizada. El fin consiste en neutralizar todo intento por liberar a la clase obrera. Esa es una crítica férrea que realiza el director de la película.

Al final, Eisenstein invita a los trabajadores del mundo a no olvidar lo ocurrido no solo en la Huelga de 1903, sino en todos aquellos contextos en los cuales se ha emprendido la lucha histórica por lograr transformar las condiciones laborales.

 

 

Popup Dialog Box Powered By : XYZScripts.com