Orlando Castillo: “Debe imponerse la cultura del trabajo” 

Marbelys  Mavárez  Laguna

Tal como lo señaló el Constituyente por la Clase Obrera, Orlando Castillo, en el tema productivo venezolano “debe imponerse la visión de la cultura del trabajo”, señaló en el marco de un diálogo con el ministro del Poder Popular para el Proceso Social de Trabajo, Néstor Ovalles, en el programa El Mundo del Trabajo, en su décimo sexta edición.

Asimismo, Castillo puso de manifiesto que nos encontramos en un mundo complejo donde prevalece la incertidumbre y en el cual “estamos viviendo un reordenamiento, ya que Estados Unidos está perdiendo su condición de hegemón”. Agregó que China  es la principal potencia comercial en la actualidad y la presencia de Rusia en la escena global han hecho que el mundo adopte una configuración multipolar. “Se ha instalado la pluripolaridad en el mundo”

Añadió que el capitalismo ha adoptado una crisis de naturaleza estructural. “El capitalismo dejó de ser productivo y está apostando a la especulación financiera”

Sobre los CPT   

Al ser interrogado por el ministro Ovalles sobre los CPT y su visión en torno al rol histórico de los mismos, Castillo respondió que “los CPY son elementos fundamentales del diseño del nuevo modelo socialista”, estructura que implica una nueva concepción del trabajo y la necesidad de garantizar una humanidad más feliz.  El objetivo es garantizar la vida y la clase obrera tiene un papel fundamental en el logro de esta misión.

¿De dónde venimos?

El invitado no dejó de señalar el contexto del cual procedemos. En tal sentido recordó la rebelión social de 1989, cuando el pueblo se alzó en contra de las políticas neoliberales de la época. Señaló como inadmisible que en el contexto de la rebelión popular se diera un pírrico aumento a los trabajadores venezolanos de apenas 20%. “Hubo un sacudón para que la CTV apenas aumentara un 20%”, acotó al tiempo que criticaba la misteriosa hermandad entre Fedecámaras y la Confederación de Trabajadores de Venezuela.

Castillo también refirió las “denominadas marchas alternativas”, las cuales posibilitaron ver en el escenario lo que vendría para la política venezolana. “La última marcha de este tipo llevó entre 10 mil y 15 mil personas”.

 

Popup Dialog Box Powered By : XYZScripts.com